Un sector propone a Martín Lousteau.

La UCR, desde dos lugares bien distintos, parece plantarse frente a las decisiones de sus "compadres" del PRO y defender su posición en Cambiemos. Mientras el grupo de dirigentes que más cuestiona al gobierno de Macri propone una interna presidencial y que Mauricio Macri vaya a las PASO a convalidar (o no) su lugar como candidato de Cambiemos, en la provincia de Buenos Aires, el actual vice de Vidal, el radical Daniel Salvador, marcó terreno e intenta ahuyentar cualquier sueño oficialista que pone como dupla de María Eugenia al actual ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo.

"El candidato debe volver a ser un radical", aclaró Salvador, dejando marcada su postura con respecto al futuro de esta coalición política que hoy gobierna.

Con respecto a la situación presidencial, desde la mesa chica de Cambiemos no hay duda de que el elegido es Macri. Sin embargo, por el lado de radicales históricos como Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella, la sugerencia estaría apuntando a Martín Lousteau. El economista, quien fuera primer ministro de economía de Cristina Fernández de Kirchner, hizo una buena elección como candidato a jefe de Gobierno porteño en 2015 y está pensando en volver a medirse ante Horacio Rodríguez Larreta. Eso parece estar bastante firme, aunque la posibilidad de intentar algo más allá que lo lleve a la presidencia es, para quienes lo conocen, una idea más que seductora.

En la provincia, en cambio, la disputa tiene que ver con quién acompañará a Vidal, cuyo nombre no está en discusión. El que suena fuerte es Ritondo, quien ya era el segundo elegido por Vidal en 2015. Sin embargo, por entonces el radicalismo pataleó por la ausencia de un candidato propio en las nóminas más fuertes (Macri-Michetti y Vidal-Ritondo), por eso el actual presidente bajó a Ritondo tres días después de haber sido anunciado y le dio lugar a la UCR, que nombró a Daniel Salvador. "Cambiemos va a volver a ganar", vaticinó ahora el vicegobernador y ratificó su postura de que su lugar debe seguir siendo ocupado "por un radical".