Imprimir

El organismo nacional difunde a través de sus redes sociales una serie de pasos para resguardar la salud humana y lograr un control de roedores en el ámbito del trabajo rural

El ratón colilargo es uno de los principales vectores de contagio
El INTA ha difundido en las últimas horas una serie de pasos para cuidar la salud humana y lograr un control de roedores, tanto en las áreas de trabajo rural como así también en el ámbito doméstico

Entre los principales puntos se encuentran: mantener desmalezado y libre de objetos que sirvan de guarida el ámbito de trabajo o doméstico; sellar todos los orificios por donde puedan ingresar los roedores; la comida debe guardarse en envases herméticos a 50 cm del suelo y recuerdan no acumular basura.
También recuerdan que la higiene es clave, como así también limpiar utensillos luego del uso, y no dejar restos de comida.

También mantener una trampa para ratones donde se guarden alimentos y no usar veneno.

Además piden mantener el agua protegida, o hervir antes de su consumo. También recomiendan mantener el compost alejado al menos a 30 metros de la vivienda.

En el caso de haber evidencias de ratones, protegerse con barbijos, antiparras, guantes y botas. Si encuentra un ratón muerto, protéjase y rocíelo con agua y lavandina, luego ponerlo en doble bolsa, quemarlo o encerrarlo.

Siempre después de finalizar las tareas, lavarse las manos.