Un magnate del "sushi" pagó esa exorbitante cifra por un ejemplar de atún rojo en una subasta.

El exorbitante precio responde al capricho de comensales que quieren disfrutar del atún rojo, especie que fue arrastrada al peligro de extinción por la sobrepesca en Japón.

"La celebración en torno a la subasta anual del atún rojo del Pacífico oculta la gravedad de los problemas de esta especie", dijo Jamie Gibbon, gerente asociado para la conservación mundial de atún en The Pew Charitable Trusts tras la venta a 3.1 millones de dólares de un gigantesco atún de aleta azul de 278 kilos en Japón. Es la cantidad más alta jamás pagada por un pescado.

El pescado fue adquirido por el magnate del sushi Kiyoshi Kimura, apodado como el 'rey del atún'. El dueño la cadena Sushi Zanmai ganó en repetidas ocasiones la subasta tradicional de Año Nuevo, pero esta vez se mostró sorprendido por el incremento de los precios.

"He comprado un buen atún", ha comentado Kimura en declaraciones a la prensa local. "El precio fue más alto de lo que pensaba originalmente, pero yo espero que nuestros clientes coman este excelente atún", declaró a The Japan Times.

La subasta del año pasado fue la última en el famoso mercado de Toyosu, ubicada en la capital japonesa, antes de mudarse a una nueva instalación en una antigua planta de gas en la Bahía de Tokio.

Los japoneses son los mayores consumidores de atún rojo en forma de torpedo, y el consumo creciente ha llevado a la sobrepesca de la especie.

La especie de atún de aleta azul se halla en peligro de extinción y su pesca está regulada por acuerdos internacionales. Sin embargo, los volúmenes de captura de esta especie han aumentado en los últimos años.

El ejemplar más grande de estos peces jamás capturado medía 3 metros de largo y pesaba 450 kilos.