En la vejez, el cuidado personal tiene un impacto muy positivo.

Así como en cualquier momento de la vida estrenar ropa nueva o cortarse el pelo suelen ser gestos que nos hacen sentir mejor con nosotros mismos y ganar seguridad frente al mundo, en la vejez el cuidado personal también tiene un impacto muy positivo.

En su análisis sobre la sexualidad en la tercera edad, el psicólogo Ricardo Iacub plantea que muchos adultos mayores optan por diferentes alternativas para continuar sintiéndose deseables. En algunos casos, lo encaran desde una perspectiva más recreativa y sin tanta disciplina corporal, y en otros, el gimnasio, ciertos tratamientos y hasta las cirugías se constituyen como herramientas a explorar. Sin embargo, el especialista en mediana edad y vejez refuerza la idea de que ser atractivo es más que una cuestión física: tiene que ver con sentirse a gusto emocionalmente y pensar que uno puede seguir dando algo a sí mismo y a los demás.

En pos de estos objetivos y de cara a un contexto social cada vez más abierto, los servicios que ofrecen cuidados estéticos desde un punto de vista no invasivo, como peluquería, manicuría y pedicuría, constituyen alternativas muy interesantes para los adultos mayores, tanto varones como mujeres, ya que al igual que en las demás etapas de la vida, verse y sentirse bien, invertir en el propio aspecto y tomarse un tiempo para uno mismo son cuestiones que no sólo tienen una consecuencia visual inmediata, sino que contribuyen al bienestar integral.

Se trata de una tendencia global con matices en las diferentes culturas. En Rusia, por ejemplo, se creó Oldushka, una agencia de modelos para mayores de 50 años. La organización apuesta a la diversidad poniendo el foco en el efecto terapéutico y, además, en la concientización acerca de la necesidad de expandir los parámetros de la industria de la moda hacia una tendencia más diversa e inclusiva. "Si bien las mujeres son las que más utilizan los tratamientos estéticos, cada vez más hombres se interesan por estas propuestas, ya que está demostrado que mantener el cuidado personal es un gran estímulo para vivir con alegría sin importar la edad", dice del centro de vida asistido para personas de la tercera edad The Senior Home.

Desde The Senior Home destacan que atienden un promedio mensual de 160 procedimientos de manicura, 75 de pedicura y 60 tratamientos faciales. "Estas instancias conforman algunas de las actividades favoritas de los adultos mayores dentro del espacio. Asimismo, brindan peluquería y confirman que a partir de la primavera y con especial énfasis durante el período de las fiestas, aumenta la demanda de estos servicios", cierran.