Imprimir

Bariloche fue sede de la primera cumbre de la oposición al gobierno nacional. Hasta aqui llegaron dirigentes de toda la patagonia y acordaron unificar criterios en bloque. También definieron volver a reunirse en Comodoro Rivadavia, a donde podrían peregrinar más dirigentes aún.

El anfitrión fue el presidente del PJ de Río Negro, Martín Soria, quien estuvo acompañado por los vicegobernadores de Neuquén, Rolando Figueroa, y de Santa Cruz, Pablo González, el intendente de Usuahia, Walter Vuoto, y el jefe de la CGT, Juan Carlos Schmidt.

Los vicegobernadores hicieron un pormenorizado detalle del impacto negativo de las políticas nacionales sobre sus provincias, y alentaron a conformar un bloque patagónico como había convocado el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni.

El resto de los expositores denunció "aprietes" a los mandatarios patagónicos e elevaron críticas al acuerdo de Argentina con el Fondo Monetario Internacional.

Si bien la convocatoria inicial era para legisladores e intendentes, se fue auto ampliando la convocatoria que supone será más importante aún en el próximo encuentro.

Al finalizar la cumbre, se leyó un documento que entre otras cosas, denuncia que "estamos ante un gobierno centralista, que pretende someter al pueblo patagónico, para exponerlo a la entrega de los capitales extranjeros".

Del encuentro participaron diputados nacionales y senadores, dirigentes políticos provinciales, jefes sindicales y, entre otros, jefe del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez.

El texto del documento, expresa:
"La Patagonia no es sólo un destino turístico, ni un reservorio de recursos naturales. La Patagonia es parte esencial de nuestro país, pero también es una gran zona desfavorable en función del clima, las distancias y sobre todo el costo de vida. Por eso vivir en ella consolida nuestra soberanía para las generaciones futuras. Vivir en ella es hacer patria.

Así la entendieron los valientes argentinos que nos precedieron. Así lo entendemos junto a nuestros vecinos, esforzados compatriotas con quienes férreamente nos negamos a la idea entreguista que cíclicamente parece retornar. Pero quien no lo entiende así es el gobierno de Mauricio Macri, que con sus políticas de ajuste indiscriminado azota la región.

La medidas impulsadas hasta el presente, tendientes a liberar importaciones, la quita de reembolsos en puertos patagónicos, el retiro de subsidios, la cancelación de obras, o los despidos del sector público (por citar tan solo algunos de los padecimientos sufridos) son parte de una mirada sesgada que ignora el valor de la Patagonia.

Si a este escenario le sumamos los anuncios de relativos al achique de asignaciones familiares o el temido retiro de los beneficios por zona desfavorable; entonces nuestras peores presunciones se confirman: estamos ante un gobierno centralista, que pretende someter al pueblo patagónico, para exponerlo a la entrega de los capitales extranjeros.

Es evidente que no le importa nuestra gente, sino las riquezas de nuestros suelos y mares. Es palpable el destrato y burda la sumisión a los designios foráneos.

Empobrecer deliberadamente al pueblo para ofrecer como única respuesta el extractivismo. Modificar las condiciones de redistribución fiscal para despoblar la Patagonia. Facilitar la extranjerización de la tierra. Son solo parte de los objetivos propuestos en su ruinoso modelo de país, dependiente y agroexportador.

Desde estas frías tierras le decimos Basta!

A partir de este encuentro Diputados Nacionales, Intendentes, Legisladores provinciales, referentes de distintos partidos políticos y sindicales de toda la Patagonia, orientaremos nuestras acciones bajo una única premisa: defender la Patria Federal.

Solo consolidando una gran unidad nacional, podremos salir de la inevitable crisis a la que nos arrojan las políticas neoliberales. La historia reciente del país acredita lo que afirmamos y en la memoria de nuestro pueblo habita la esperanza de saber que han sido siempre gobiernos progresistas los únicos capaces de alcanzar la prosperidad que otros gestiones dilapidan.

Por todas estas razones y asumiendo la responsabilidad de construir una alternativa para la felicidad de nuestro pueblo, nos unimos en la convicción de alcanzar la patria que soñamos, económicamente independiente, políticamente soberana y socialmente justa"./adn.com