El "Ciclón" igualó sin goles con Atlético Mineiro en el estadio Morumbí y gracias al 1-0 en en partido de ida, disputado en el Nuevo Gasómetro clasificó a la segunda ronda de la Sudamericana.

Los de Boedo se enfrentaron a un conjunto alternativo que presentó el equipo brasileño, que eligió la competencia local, y tuvo más entusiasmo que juego en sus jóvenes integrantes.

Sin embargo San Lorenzo padeció en varios pasajes del encuentro la mayor dinámica de su rival, que generó más situaciones de riesgo en el balance de los 90 minutos, aunque cuando estas acciones aparecieron en el área "azulgrana" siempre apareció el arquero Nicolás Navarro, con sus manos seguras, para sellar el cero en su arco y la consecuente clasificación.

La victoria por 2 a 0 conseguida el pasado viernes sobre Belgrano, de Córdoba, en el Nuevo Gasómetro, por la 26ta. fecha de la Superliga, sumada al posterior empate de Independiente también como local ante Gimnasia y Esgrima La Plata, 2 a 2, le permitieron a los dirigidos por Claudio Biaggio asegurarse un lugar en la fase de grupos de la Libertadores 2019.

En ese partido frente a los cordobeses los autores de los goles fueron Nicolás Blandi y Gabriel Gudiño, este último justamente el autor del tanto del triunfo en la ida de esta serie frente a Atlético Mineiro.

Y ahora los de Boedo tendrán la oportunidad de cerrar con un broche de oro la Superliga enfrentando en la última jornada nada menos que a River Plate, que justamente anoche se quedó sin posibilidades de llegar a la Libertadores del año próximo tras empatar con Colón, en Santa Fe, y por ahora también están fuera también de la Sudamericana.

Lo realizado esta noche por el "Ciclón" en Brasil no difirió demasiado de lo que viene realizando en la competencia argentina, vale decir un juego desprovisto de lujos pero muy productivo, que vuelca los desarrollos de cada encuentro a favor de lo que se propone, ya sea ganar como contra Belgrano o empatar como esta noche. Y en ambos casos el objetivo lo alcanzó con las mismas herramientas.

Así es este equipo del "Pampa" Biaggio, que no luce pero suma, casi como un calco de lo que ocurre con el puntero de la Superliga, Boca Juniors. No se sabe bien a que juegan estos dos grandes del fútbol argentino, pero son los primeros clasificados para la Libertadores del año que viene junto al "intruso" Godoy Cruz.

Y justamente los mendocinos fueron los responsables de hacer tambalear pocas fechas atrás esa estabilidad manifiesta del equipo de Biaggio, y hasta condicionar su futuro de cara a la próxima temporada, al derrotarlo por 5 a 0 en el propio estadio del Nuevo Gasómetro.

Pero técnico y jugadores le pusieron el pecho a la adversidad y supieron salir a flote con sus armas, que no son muchas y relucen poco, pero evidentemente resultan eficaces a la hora de alcanzar los objetivos. Por eso el segundo semestre del año asoma en el horizonte con más luminosidad.

"San Lorenzo está a la altura de las circunstancias y se va a seguir luchando en cada frente hasta el final. Cuando decían que las cosas no salían todos siguieron trabajando con humildad y supieron mostrar la personalidad que hace falta para vestir la camiseta de este gran club. Yo tengo contrato hasta diciembre y sigo sumando", avisó el "Pampa" Biaggio lagrimeando ante la clasificación consumada. Y los hechos le dan la razón.

En el otro partido que se jugó al cierre de esta jornada en Montevideo, Deportivo Cali, de Colombia, también pasó de ronda como visitante pese a perder por 3 a 2 frente al uruguayo Danubio, al sacar ventaja de la victoria por 3-0 conseguida en la ida como local.

Cali, con Sand y Sambueza, avanzó de ronda

Deportivo Cali perdió en su visita a Danubio de Uruguay, por 3 a 2, pero logró avanzar en la Copa Sudamericana por haber vencido en el primer encuentro por 3 a 0.

Cali, dirigido por el uruguayo Gerardo Pelusso, comenzó en desventaja a los tres minutos por un gol de Leandro Sosa, remontó el marcador con tantos de Nicolás Benedetti (53m) y Didier Delgado (55m), pero Danubio logró el triunfo con las conquistas de Pablo Ceppelini (73m) y José Luis Rodríguez (84m).

El cotejo se jugó en el estadio Luis Franzini de Montevideo, con el arbitraje del argentino Mauro Vigliano, y Danubio no pudo quebrar el maleficio que le ha impedido superar la primera fase de la Copa Sudamericana en 11 presentaciones, señaló EFE.

En Cali, el "Pepe" sand (ex River, Lanús, Colón, Banfield, Racing, Tigre y Aldosivi) fue reemplazado a los 62 minutos por Pablo Sabbag y se retiró del campo de juego con evidentes gestos de disconformismo por la decisión del entrenador Pelusso.

Otro argentino que actuó en Deportivo Cali fue Fabián Sambueza (ex Temperley) quien ingresó en reemplazo de Andrés Roa a los 82 minutos.

Síntesis

Atlético Mineiro: Víctor Leandro Bagy; Xavier, Bremer, Maidana Martins y Candido; Elías y Yago; Otero, Andrade y Erik; Alerrando. DT: Thiago Larghi.

San Lorenzo: Nicolás Navarro; Paulo Díaz, Fabricio Coloccini, Marcos Senesi y Gabriel Rojas; Gabriel Gudiño, Franco Moyano, Juan Mercier y Robert Piris Da Motta; Rubén Botta; Nicolás Reniero. DT: Claudio Biaggio.

Cambios en el segundo tiempo: 16m. Alexis Castro por Gudiño (SL), 27m. Bruno Roberto por Elías (AM) y Gustavo Blanco por Tomás Andrade (AM), 30m. Nahuel Barrios por Botta (SL), 33m. Marquinhos por Xavier (AM) y 44m. Gonzalo Rodríguez por Reniero (SL).

Amonestados: Maidana y Andrade (AM). Gudiño, Mercier, Reniero, Gudiño, Da Motta, Botta y Senesi (SL).

Estadio: Raimundo Sampaio (Belo Horizonte).

Árbitro: Julio Bascuñan (Chile).