Las distribuidoras de electricidad Edersa, la Cooperativa de Electricidad de Bariloche y la Cooperativa de Electricidad y Anexos de Río Colorado rembolsaron unos $81.272.905 a los usuarios que padecieron deficiencias en el servicio durante 2017, informó el Ente Provincial Regulador de Electricidad (EPRE), de Río Negro.

Los contratos con las tres distribuidoras en Río Negro permiten hasta 12 cortes anuales o 20 horas sin el servicio, y establecen que las distribuidoras deben denunciar los cortes que existieron, "los controles son a posteriori", dijo a Télam este mediodía la secretaria de energía eléctrica, Andrea Confini.

En ese sentido indicó que las multas aplicadas a Edersa durante 2017, "por falta de calidad en el servicio alcanzaron $73.566.922, a la cooperativa de Bariloche se la multó por $2.615.000 y a la de Río Colorado por otros $90.983", y que los rembolsos se realizarán mediante notas de crédito.

"Pero todo depende de cómo se provocaron los cortes y el tiempo de duración", aclaró Confini y remarcó que "de la única manera que no se producen sanciones es porque la empresa corte el servicio por razones de fuerza mayor".

El gobernador Alberto Weretilneck, señaló en su discurso de apertura de sesiones en marzo pasado, que la distribuidora eléctrica "Edersa tuvo 29 interrupciones en 2017, con 52 horas sin abastecimiento, mientras que, la Cooperativa de Bariloche presentó 25 cortes y 47 horas sin servicio y la de Río Colorado presentó igual cantidad de interrupciones, pero con 31 horas sin servicio" y que el EPRE está cumpliendo con su función de organismo de control.

Mientras que las empresas distribuyen el servicio en las ciudades rionegrinas, el Estado Provincial se encarga de atender la falta de electricidad mediante la "generación aislada en las 16 Comisiones de Fomento situadas en diferentes zonas rurales, mediante la instalación de generadores que proveen de electricidad durante 16 horas del día"./jornada.com

avc 052018
capraro