El "Loma" Ávila advirtió que hay sindicatos que jugaron para las empresas y el Gobierno nacional e intentaron cerrar un incremento menor. Las tratativas con YPF y con Tecpetrol. "No puede ser que al precio que está el barril, no inviertan en la región", subrayó el titular del Sindicato.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado valoró la fortaleza de su gremio junto a la de sus pares de Petroleros Privados de Santa Cruz y Jerárquicos de la Patagonia Austral para buscar el mejor cierre a la negociación salarial ante una inflación de más del 15 % que se proponía como techo y que querían firmar otros sindicatos.

Según el parte de prensa del gremio, Ávila estuvo en las negociaciones en Capital Federal. "Siempre son duras cuando uno se encuentra con el sector empresarial, y hay que sumar al Gobierno nacional y los sindicatos que ya habían acordado un 15 % y querían firmar luego de las últimas reuniones".

"Mantuvimos nuestra postura. Si todo sale bien en la discusión, vamos a estar en algo mejor que ese 15 % que ofrece el Gobierno No todo para nosotros, también están los REPRO para la gente que se ha ido, que los queremos prorrogar por seis meses", enfatizó. "Otro tema importante es lograr que YPF y Tecpetrol vuelvan a trabajar de lunes a lunes, y no de lunes a viernes como están haciendo".

Ávila sostuvo que "hay cosas que el Gobierno tiene que entender, lo mismo el sector empresarial: la crisis golpeó a todos los sectores y más allá de lo duro de esta paritaria, debemos encontrar un camino más fluido de diálogo, ya que esto de 'el 15 % o nada', quedó bastante atrasado respecto al mensaje que se da".

Según el "Loma", la cláusula gatillo "se va a aplicar superior al 4%. Es automático y los trabajadores lo tienen que ver a fines de abril o los primeros días de mayo, junto al aumento salarial. No nos hemos equivocado el año pasado en encontrar una cláusula de esta manera, porque la inflación nos ha superado".

"Lo importante es estar en la pelea, más que nada porque la propuesta del 15 % la hizo el Sindicato de Neuquén y el sector empresarial no dijo nada, querían cerrar. Pero ahí estuvo la posición firme del Sindicato acompañados por José Llugdar y Claudio Vidal, y algún sindicato mendocino, de pararnos firmes en no cerrar".

"Lo que se planteó es que no es lo mismo un aumento para un sueldo de $60.000 que uno de 25.000. Por eso se habló de la brecha que se va abriendo cada vez más entre los que hacen horas extras contra los que no están haciendo más que 8 horas, porque el salario de los demás crece y el de ellos, no", argumentó 'Loma'.

"Vamos a ir a buscar algo por lo menos cercano a lo que venimos planteando y encontrarnos si no con la cláusula gatillo, con algo similar que nos permita volver a sentarnos en diciembre, porque la inflación será superior inclusive a lo que estamos hablando nosotros".

Ávila manifestó que "tenemos muchos problemas en Chubut para superar, y cuando uno mira a los trabajadores que hoy cobran fraccionado el salario, y que han subido los servicios, éstos no esperan que uno pague sino que los recargos llegan; entonces debemos buscar salidas que nos sirvan a todos. También que las operadoras asuman los compromisos que tienen que asumir y la responsabilidad social que tienen, porque no puede ser que al precio que está el barril, no inviertan en la región", disparó.

El líder gremial explicó que "estamos a la espera de cerrar esto porque cuando vos tenés actividad, con un barril a U$S 64 es normal. Y si no, lamentablemente vamos a tener que tomar medidas los trabajadores y no será el Gobierno el que intervenga; porque a las operadoras tenemos que ponerles un corte en algún momento, debe haber inversión ya que sin ella no hay regalías para la provincia, ni va a alcanzar para pagar salarios", advirtió.

'Loma' indicó que con YPF están cerca de un acuerdo: "Arrancan equipos de lunes a lunes que son cinco workover, y el resto los perforadores ya están. De a poquito, hemos podido trasladar casi todo hasta tener casi el 100 % de los equipos trabajando normalmente".

"Lamentablemente esto no es así en Tecpetrol, que se niega hacerlo y quieren seguir con una actividad reducida porque es un yacimiento maduro. Le quieren poner un certificado de defunción a El Tordillo y estamos con una mascarilla dándole oxígeno a cada rato; pero el camino se va agotando, no le encontramos salida porque 8 horas de lunes a viernes es complicado, y hay PyMEs que ya no lo pueden soportar", explicó Ávila./jornada.com

capraro