Imprimir

Ante los hechos de p煤blico conocimiento, en ocasi贸n del dictamen de la fiscal铆a de Zapala el cual solicita el procesamiento de tres guardaparques y dos integrantes de la comunidad mapuche Curruhuinca por la muerte de dos ni帽os provocada por la ca铆da de un 谩rbol en el Parque Nacional Lan铆n el 1潞 de enero de 2016,

la Administraci贸n de Parques Nacionales desea comunicar:

En primer lugar, que los hechos sucedidos en el Parque Nacional son y ser谩n una marca en el coraz贸n de los trabajadores de esta instituci贸n y de toda la comunidad de San Mart铆n de los Andes. Lamentamos profundamente las tr谩gicas consecuencias de este episodio y nos solidarizamos con las familias afectadas y su dolor.

Los parques nacionales son zonas agrestes, donde se conservan y protegen a perpetuidad millones de 谩rboles (s贸lo en el Parque Nacional Lan铆n hay m谩s de 80 millones de 谩rboles). El control de ramas y 谩rboles bajo la forma de apeos es una actividad que disminuye el riesgo pero que en modo alguno garantiza el no riesgo. 脕rboles considerados sanos pueden caer y 谩rboles enfermos pueden estar de pie cien a帽os. No se trata de una ciencia exacta.

Esta Administraci贸n entiende que no siendo posible prever la ocurrencia de fen贸menos de la naturaleza, el desprendimiento ha sido un hecho fortuito e inevitable. La ca铆da de ramas o 谩rboles en zonas agrestes es un fen贸meno imprevisible de la naturaleza en donde se pueden dar m煤ltiples factores de incidencia.

Asimismo, en relaci贸n con el hecho mencionado, el Directorio de esta Administraci贸n orden贸 una investigaci贸n sumarial de forma que se ahonde en lo ocurrido ese tr谩gico d铆a en relaci贸n tanto a los empleados involucrados como a la comunidad Curruhuinca propietaria del terreno donde ocurri贸 el hecho.

En el marco del profundo respeto por la Justicia y sus instituciones, esta Administraci贸n tiene la expectativa de que pueda continuar la labor activa y planificada de conservaci贸n y visitaci贸n de 谩reas protegidas con compromiso y responsabilidad de todos.