Imprimir

Algunas mujeres representando a diversos partidos políticos y sociales y otras simplemente para unirse en una misma energía de ser reconocidas en la sociedad ocupando el lugar que les corresponde, alejándose del maltrato, las diferencias que las marginan y posicionándose en un espacio que se han ganado.

Por Susana Alegría. Entonando canciones o portando banderas o instrumentos, se realizó la caminata en absoluta calma, sumándose en cada esquina, grupos de personas que esperaban su paso. Cartelería contundente "sin paz, pan y trabajo no hay una menos", salario de trabajo acorde a la canasta familiar jefa de familia, no me digas feliz día levantate y luchá conmigo" entre otros.

Muchas fueron las voces que se hicieron oír, El Cordillerano dialogó con Andrea Galaverna, quien dijo "hoy es un día de lucha sin flores y sin bombones, es un día para poder volver a plantear la desigualdad a la que estamos sometidas las mujeres en todos los campos, la salud, la educación o el trabajo".

Lola es una joven comprometida con la realidad que se vive en nuestra ciudad, ella comentó "el compromiso de participar es por todas las mujeres que ya no están que desaparecieron, que el aborto se legalice y no se ponga en riesgo la vida de más mujeres y por más autonomía y poder ganar más derechos".

Erica fue muy precisa en sus palabras "erradicando la violencia de género se podrían solucionar muchos problemas, solo es infeliz el ser que odia a quien le da asilo". Agregó "la mujer es como la naturaleza en sí misma, nada más puro pero a la vez tan vulnerable, porque una vez que se destruye es difícil volver a construir, pero se puede salir adelante".

Se refirió a una necesidad del cambio cultural, "tal como cita un libro que estoy leyendo la matriz es lo que habilita al violento a hacer lo que hace, si la sociedad no avalara eso sería muy diferente". Finalizó diciendo "la violencia ya está instaurada y es parte de la sociedad la que alimenta y aprueba la violencia contra la mujer, el poder de unos sobre otros".

En el Cívico

Luego de llegar por calle Mitre ingresaron por las arcadas hacia el Centro Cívico, donde no fue simple reorganizarse puesto que ya están instaladas las carpas para la competencia que se desarrollará este domingo.

Pese a esto, se fueron acomodando de manera que todas tuvieran acceso a la plaza, quedando sobre la arteria principal, una larga fina de gente, lugar desde donde escucharon atentamente la lectura de un escrito.

La lectura

Se leyó un escrito redactado de manera conjunta entre distintas organizaciones de la ciudad, "hoy conmemoramos una jornada de lucha de las mujeres trabajadores, homenajeando a las 129 obreras que murieron quemadas en una fábrica de Nueva York en 1908".

Remarcando que "reclamaban el derecho de unirse a los sindicatos, igual salario por igual trabajo, jornada laboral de ocho horas" entre otras cosas.

Al referirse a la actualidad citó "hoy en la Argentina gobernada por Mauricio Macri, se profundiza nuestra opresión de clase, género y raza, a la que se suma en muchos casos la opresión".

Puntualmente a la mujer puntualizó dicho escrito que "la mayoría de nosotras cumplimos doble jornada laboral, fuera y dentro del hogar, tarea por la cual no recibimos ningún beneficio".

La violencia estuvo dentro de los ítems de la lectura "cuando recrudece la violencia sobre las mujeres y otras identidades de género, aumentando así los femicidios, travesticidios y todo tipo de violencia, a pesar de los hechos sucedidos no se ha declarado aún la Emergencia en violencia contra las mujeres". El aborto fue otro tema abordado.

Por qué paramos

En otro párrafo enumeraron el motivo del paro del 8 de marzo, "paramos porque queremos igual salario por igual trabajo, porque reclamamos un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, porque exigimos jornadas laborales que nos dejen tiempo para disfrutar de nuestras vidas".

Continuando el listado de ítems citó "paramos porque no queremos sufrir acoso cuando salimos a buscar trabajo o andamos por la calle, porque ya no toleramos la discriminación ni la humillación".

Exigiendo "mayor presupuesto para las políticas públicas y de prevención de la violencia contra las mujeres, que los gobiernos nacional, provincial y municipal vienen desguazando ininterrumpidamente"./elcordillerano.com