La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) solicitó hoy la reglamentación de un artículo de la Reforma Tributaria para que se aplique de manera inmediata el nuevo Mínimo No Imponible (MNI) que aliviaría las contribuciones patronales para las economías regionales.

Referentes de 25 complejos agropecuarios de todo el país se reunieron en la CAME para solicitar la reglamentación del artículo 167 de la Reforma Tributaria, de la Ley 27.430, aprobada por el Congreso nacional a fines del año pasado, indicó la entidad en un comunicado.

"Así, se aplicaría de manera inmediata el nuevo MNI de $12.000 de salario bruto para las contribuciones patronales", señaló la Confederación y agregó que se propuso "un amplio debate del caso de los electrodependientes para que se transparenten los costos de suministro de energía de las provincias".

En la reunión "se reafirmó la necesidad de establecer un MNI para el pago de contribuciones patronales que promueva una tendencia a formalizar el empleo rural".

"Con la implementación del nuevo mínimo no imponible, se generaría una reducción en el costo de contratar mano de obra que, en nuestro caso, por lo general, es de carácter intensivo", señaló Raúl Robín, titular del sector de Economías Regionales de la entidad.

"De esta manera, las producciones primarias accederían a un alivio ante los problemas de rentabilidad y, por ende, competitividad; también podrían afrontar los constantes aumentos de costos internos, ya sea de los servicios como de los insumos necesarios para la producción", señaló la CAME.

Por otra parte, el titular de la Confederación, Fabián Tarrío, se refirió en diálogo con Télam al discurso presidencial de ayer ante la Asamblea Legislativa y consideró que "el discurso tuvo un alto contenido innovador y progresista apuntando a lo social pero tuvo algunas observaciones económicas".

"Coincidimos en el camino de la economía es el gradualismo aunque nos hayan pegado fuerte algunos aumentos de los servicios públicos; es cierto que estaban reprimidos pero en una época de recesión o poca actividad del mercado interno, todo pesa", evaluó.

En tanto, el dirigente mencionó que la entidad "valora lo hecho con la ley Pyme y la de Emprendedores, que son clave, aunque los indicadores de venta minorista volvieron a bajar y en febrero no viene mejor: el impacto del alza de las tarifas".

"También bajó el consumo interno por el desvío a los créditos y el turismo extranjero", agregó.

Por otra parte, Tarrío expresó que "la inflación va a estar más cerca del 20 que del 15% y estamos trabajando para no trasladar a precios los desfajases del dolar; el crecimiento va a andar en 2 y pico por ciento, sin llegar a 3%".

avc 052018