Se llama Fundación Aiken y funciona hace diez años con ayuda terapéutica a niños de 3 a 17 años, además de un programa de capacitación para docentes, profesionales de la salud y público.

Ahora participan de un concurso continental para conseguir fondos y desarrollar nuevos proyectos. Proyectan una capacitación en Trelew y la zona.

El dolor de la pérdida de un ser querido es difícil de describir con palabras para un adulto, pero todo se complejiza si quien tiene que comprender y aceptar esa partida es un niño que ha perdido a uno de sus padres o un hermano.

Fundación Aiken es una organización integrada por alrededor de 40 voluntarios, en su mayor parte psicólogos que con exclusividad en nuestro país que atiende la temática de niños y adolescentes en duelo por muerte y si bien se trata de un institución que ya tiene diez años de experiencia, sigue sumando proyectos e intenta expandir su experiencia en distintos puntos del país, entre ellos Trelew, donde ya se trabaja para llegar con capacitaciones en los próximos meses.

La Fundación se inició a partir de la historia de vida su fundadora, Aldana Di Constanzo, quien perdió a su padre cuando tenía seis años y su padrastro en la adolescencia. En diálogo con Jornada contó que "estamos trabajando desde el 2008, hace diez años y todo se inició a partir de mi historia personal".

Con pocos recursos en un principio y con un gran crecimiento en los últimos cinco años, su tarea se enfoca en "dos líneas de trabajos, una es la atención psicológica, y la otra son las capacitaciones, pero una cosa va de la mano de la otra".

La psicóloga aseguró que "nos cuesta mucho hablar de la muerte y esto mismo se traslada a las formación, entonces nos recibimos de psicólogos pero no sabemos cómo tratar el tema, no saben como abordar el tema los docentes cuando fallece alguien en el contexto escolar, y por eso trabajamos en varias líneas de capacitaciones para formar a la población y profesionales y sepan cómo acompañar a los niños y adolescentes".

El abordaje se realiza de manera individual o a través de grupos terapéuticos, como así también con orientación telefónica en momentos difíciles, cuando ha fallecido el familiar y el adulto por ahí no sabe cómo decirle al nene lo que ha pasado o si debe llevarlo o no al velatorio y también con orientación por cercanía geográfica, donde si es necesario recomendamos que haga una consulta en su provincia, aunque no sea con un especialista en el tema pero si una consulta profesional".

Trabajo voluntario

La Fundación Aiken es una de las organizaciones latinoamericanas que se encuentra en estos momentos participando de la edición 2018 de Forum DirecTV, un programa de responsabilidad social de la cadena de TV satelital que apoya y difunde los esfuerzos comunitarios de fundaciones y organizaciones sociales, a través de la donación de segundos de aire y de espacios publicitarios en sus canales exclusivos, además de un premio en dinero en efectivo para el proyecto más votado en su plataforma http://theforumdirectv.com.

A través de un video los integrantes de la fundación cuentan cómo trabaja esta organización con sede en Buenos Aires que integran 40 voluntarios, de los cuales 25 psicólogos especializados en duelo que atienden a las familias y realizan capacitaciones, mientras el resto desarrolla su labor en áreas como comunicación, desarrollo de recursos, administración e investigación, entre otros.

En cuanto a cómo se financia el proyecto, Aldana Di Constanzo contó que "básicamente se hace con donantes individuales, hacemos campañas cada tanto y hay gente que la moviliza la causa y es donante" y agregó que en lo que respecta a capacitaciones a empresas "lo cobramos como un servicio y todo lo que es población, escuelas públicas u hospitales vamos gratis".

También se postulan para convocatorias internacionales y nacionales, donde presentan sus proyectos en busca de financiamiento.

1.400 capacitados

Desde sus inicios, la Fundación Aiken ha dado contención en forma presencial a unas 530 personas y en este momento el grupo que recibe acompañamiento se encuentra en alrededor de 130 individuos, entre niños, adolescentes y adultos acompañantes.

Pero además ya han capacitado a unas 1.400 personas de manera directa, entre docentes y profesionales de la salud, "de manera que la población beneficiaria de esa capacitación se estima en unos 10 mil niños y adolescentes".

A cada niño o adolescente que llega a la fundación "se le realiza una entrevista de admisión, y ahí se decide si hay un acompañamiento individual o grupal, y por lo general se proyecta un trabajo de un año de duración, pero después depende de cada caso; a veces hay familias que en seis meses pueden ir acomodando algunas cuestiones por solucionar, y otros necesitan quizás dos años, no hay un tiempo delimitado, y mucho como que tenían buen vinculo y como agradecimiento siguen ligados, aunque en el acompañamiento terapéutico por lo general es de un año".

Trabajo en Chubut

"Hemos llegado a varias provincias, pero a veces no es fácil, porque hay que encontrar un referente" cuenta desde Buenos Aires Aldana.

En Chubut ya se está trabajando en ese sentido, a partir de la tarea que viene desarrollando Silvina Forquera, quien se vinculó con la Fundación Aiken a partir de su historia familiar y que busca que otros vecinos de Trelew y la zona que pudieran necesitar este tipo de acompañamiento.

"Silvina está súper comprometida con la causa, está trabajando con las redes porque la idea es poder capacitar a docentes, a profesionales de la salud y concretar un taller abierto a la comunidad para que cualquier persona pueda venir a escuchar y eso requiere obviamente una movida, pasajes, honorarios para los capacitadores, se requiere mucho esfuerzo con el fin de lograr sumar profesionales interesados y que se sumen a nuestro equipo de trabajo, formarlos, acompañarlos y que queda instalado en Chubut, que quede cerca, porque si no hoy por hoy quien necesite esta ayuda debe venir a Buenos Aires".

avc 052018