Imprimir

Una mujer fue condenada a realizar 150 horas de trabajos comunitarios por haber insultado a un empresario a trav茅s de la red social Twitter, en un fallo in茅dito emitido por la Justicia Federal porte帽a.

El fallo es novedoso en cuanto a castigar publicaciones calumniosas en redes sociales, aunque tambi茅n podr铆a ser utilizado para lo que se dice en medios masivos.

La causa se hab铆a iniciado el 3 de mayo 煤ltimo con una querella presentada por el empresario Marcelo Frydlewsky, esposo de la abogada Ana Rosenfeld, contra M贸nica Lang.

Frydlewsky se sinti贸 agraviado por una serie de tuits publicados por la mujer. Es as铆 que se inici贸 una demanda por "calumnias e injurias", un delito que consta en los art铆culos 109 y 110 del C贸digo Penal.

La presentaci贸n se帽alaba que la mujer, desde una cuenta falsa, hab铆a acusado al empresario de distintos delitos, que nunca fueron probados por la Justicia.

El proceso continu贸 hasta que en noviembre pasado durante una audiencia de reconciliaci贸n, el demandante pidi贸 a Lang que se retracte de sus dichos en tres peri贸dicos de circulaci贸n nacional. Adem谩s, solicit贸 una indemnizaci贸n que iba a ser destinada a entidades de bien p煤blico.

Como la mujer dijo que no estaba en condiciones de acceder a la demanda, la querella pidi贸 que cumpla con 150 horas de tarea en entidades de bien p煤blico.

La Justicia Nacional de la Ciudad de Buenos Aires oblig贸, en un fallo sin precedentes, a una mujer a realizar 150 horas de tareas comunitarias por "Calumniar e injuriar" a un hombre a trav茅s de las redes sociales y la decisi贸n judicial se convirti贸 en un caso testigo para resolver los agravios entre particulares cuando son difundidos en medios masivos.

La mujer, entonces, deber谩 cumplir 150 horas de trabajo en las instalaciones de C谩ritas, la instituci贸n de la Iglesia Cat贸lica dedicada a la acci贸n social, m谩s cercana a su domicilio.