Imprimir

El papa Francisco reactivó una comisión consultiva sobre abusos sexuales y nombró a nuevos integrantes. El anuncio se produjo tras las críticas recibidas por su gestión del escándalo y su apoyo a un obispo chileno que fue acusado por las víctimas de haber sido testigo e ignorar los abusos.

 

El anuncio sobre la Comisión Pontificia para la Protección de Menores se produce el mismo día en que un investigador del Vaticano escuchará en Nueva York el testimonio de uno de los principales denunciantes del escándalo de encubrimiento en Chile.

El mandato inicial de tres años de la comisión expiró el pasado 17 de diciembre. El pontífice nombró a nueve nuevos integrantes y mantuvo a siete del grupo inicial.

La Santa Sede explicó en un comunicado que "hay víctimas/supervivientes del abuso sexual clerical entre los miembros anunciados", pero añadió que no daba más detalles por respeto a su privacidad.

"La CPPM apoya el derecho de toda persona que haya sufrido abusos a revelar o no revelar públicamente sus experiencias. Los miembros nombrados hoy han decidido no hacerlo públicamente, sino sólo dentro de la comisión. La CPPM cree firmemente que su privacidad es un valor que debe respetarse", expuso.

Los nuevos miembros son el brasileño Nelson Giovanelli Rosendo dos Santos, la británica Jane Bertelsen, la india Arina Gonsalves, el italiano Ernesto Caffo, el australiano Neville John Owen, Benyam Dawit Mezmur (Etiopia), Myriam Wijlens (Países Bajos), Sinalelea Fe'ao (Tonga) y Teresa Kettelkamp (Estados Unidos).

Todos ellos se incorporan a este órgano del que ya forman parte Gabriel Dy-Liacco (Filipinas), Luis Manuel Alí Herrera (Colombia), Hans Zollner (Alemania), Hanna Suchocka (Polonia), Kayula Lesa (Zambia), Hermenegild Makoro (Sudáfrica) y Robert Oliver (Estados Unidos).

avc 052018