El camionero cobr贸 nuevo protagonismo y advirti贸 que al Gobierno "le queda poco tiempo". Busca ser principal referente de la oposici贸n sindical y pol铆tica. Mientras, el triunvirato exhibi贸 su fractura con una pelea sin retorno de Acu帽a y Daer.

Hugo Moyano reasumi贸 de facto la conducci贸n del sindicalismo opositor que marchar谩 contra el Gobierno el 22 de febrero, mientras el triunvirato de l铆deres de la CGT termin贸 ayer de desintegrarse. El camionero redobl贸 la apuesta al advertir que "le queda poco tiempo" a Cambiemos en el poder y sostener que el Ejecutivo "est谩 fracasando y no tiene respuesta". En la Casa Rosada, en tanto, calibran la conveniencia de una central definitivamente fracturada, como alentaron los funcionarios, pero con la reaparici贸n de Moyano como factor aglutinante de la disidencia gremial.

Ayer fue una jornada ilustrativa de la actualidad cr铆tica del movimiento obrero. Casi en simult谩neo y a la luz p煤blica, mientras el camionero desafiaba a la administraci贸n de Mauricio Macri dos integrantes del tr铆o de conducci贸n se peleaban por radio: Carlos Acu帽a, delegado de Luis Barrionuevo, tild贸 de "carnero" a H茅ctor Daer y lo acus贸 de "defender a la patronal" en tanto que el l铆der del gremio de Sanidad confirm贸 la decisi贸n de no ir a la movilizaci贸n del 22 y aclar贸 que no se trata de una determinaci贸n personal sino de un sector m谩s amplio de la CGT, identificado como los "gordos" de los grandes sindicatos de servicios y los "independientes" con l铆nea directa con el Ejecutivo.

En el entorno de Moyano avisan que su estrategia es no s贸lo reagrupar detr谩s suyo a la dirigencia gremial disconforme con Macri sino a la oposici贸n pol铆tica y social en general. El objetivo final del camionero es menos pr铆stino: mientras algunos de sus aliados alegan que apunta a un cambio en la pol铆tica econ贸mica, otros reconocen que el prop贸sito es m谩s pedestre y tiene que ver con la clausura de las causas judiciales que lo amenazan e involucran tambi茅n a su familia.

"Prefiero ir en cana o que me maten antes de apoyar algo en contra de los trabajadores", declar贸 ayer el sindicalista en una entrevista con el canal Cr贸nica TV. Fue un cap铆tulo m谩s de un raid de apariciones televisivas y mediante cartas p煤blicas a trav茅s de las cuales le contest贸 primero a Macri y luego, este fin de semana, al ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Dio a entender, adem谩s, que el Gobierno busca doblegarlo con el impulso de causas judiciales en su contra.

Las declaraciones forman parte de un "road show" ideado para sumar volumen a la marcha del 22 que se har谩 en la avenida 9 de Julio. Para esa protesta el camionero se asegur贸 el respaldo de sus aliados en la CGT, entre los que se cuentan el gastron贸mico Luis Barrionuevo y el bancario Sergio Palazzo, as铆 como de la CTA, organizaciones sociales y hasta Unidad Ciudadana, que ayer confirm贸 mediante el diputado Agust铆n Rossi que participar谩 del acto.

El renovado protagonismo del dirigente coincide con la desintegraci贸n a la vista del triunvirato y la reanudaci贸n de la disputa por el control del sello. Ayer, por radio 10, Acu帽a y Daer tuvieron con minutos de diferencia un cruce sin retorno con acusaciones y pases de factura. El uso del t茅rmino "carnero" por parte del jefe del gremio de estacioneros para referirse a su par en el triunvirato clausur贸 cualquier chance de salvaguardar la CGT de una ruptura que ya se hab铆a declarado la semana pasada en la reuni贸n del Consejo Directivo con ausencias de los grandes gremios.

La fractura sumar谩 esta semana nuevas etapas. Los 14 miembros del Consejo Directivo ausentes de la 煤ltima reuni贸n (de un total de 37), todos ellos en desacuerdo con la marcha convocada por Moyano, tendr谩n a mediados de semana un encuentro para mostrar cohesi贸n y dar cuenta de un sector -mayoritario en t茅rminos del ordenamiento interno en CGT- con voluntad de mantener di谩logo con el Gobierno y, dicho por sus referentes, de no dejarse arrastrar por el camionero y Barrionuevo. Entre ellos estar谩n los "gordos" Armando Cavalieri y Carlos West Ocampo (referente de Daer), y seguramente los "independientes" Gerardo Mart铆nez, Andr茅s Rodr铆guez y Jos茅 Luis Lingeri. Buscar谩n acoplar a miembros del sello 62 Organizaciones, el m谩s cercano al Ejecutivo, y a otros que no integran la conducci贸n de la CGT como el ferroviario Sergio Sasia o Guillermo Moser, de Luz y Fuerza.

Ese espacio cuenta a su favor con los n煤meros que pesan en la central obrera. Son los congresales que cada sindicato tiene en funci贸n de su cantidad de afiliados y que terminan -de ser necesaria una votaci贸n- por definir una nueva conducci贸n. Si bien hist贸ricamente la CGT llega a esa instancia con una lista definida previamente, detentar ese poder铆o num茅rico suele ser determinante. Mientras que los opositores al Gobierno, con Moyano y Barrionuevo a la cabeza, tienen a su favor otra mayor铆a relativa entre los miembros del Consejo Directivo, que jugaron en la reuni贸n de la semana pasada para votar un apoyo formal al acto del 22.

El Gobierno, en tanto, sigue de cerca la reconfiguraci贸n de la CGT. Y si bien alent贸 la divisi贸n ahora deber谩 calibrar hasta qu茅 punto permitir el crecimiento de Moyano como principal opositor y polo de atracci贸n de sindicatos, organizaciones sociales y partidos pol铆ticos./ambito.com

capraro