Gracie, de la BBC, denunció diferencias entre hombres y mujeres. La periodista llevaba 30 años informando acerca del país asiático.

La responsable en China de la BBC, el medio líder en Gran Bretaña y de los más prestigiosos mundialmente, Carrie Gracie, anunció ayer que abandonó su puesto debido a la desigualdad salarial entre hombres y mujeres que existe en la cadena de radiotelevisión pública, según publicó en su blog personal. Gracie, quien lleva tres décadas trabajando en la BBC, explicó que atraviesa una "crisis de confianza" por la disparidad de género que hay en la entidad y dijo que recuperará su puesto anterior en la redacción de televisión, donde espera que le "paguen de forma igualitaria".

"No estoy pidiendo más dinero. Creo que estoy muy bien paga ya, especialmente siendo una trabajadora de una organización financiada públicamente. Simplemente quiero que la BBC acate la ley y valore a los hombres y las mujeres por igual", reivindicó la periodista, quien lamentó que la información sobre nóminas que presentó la cadena hace seis meses revelase no sólo que los presentadores y directores cobran más que las mujeres, sino que hay una diferencia "indefendible" entre el salario de hombres y mujeres en los mismos puestos de trabajo.

El medio británico presentó en julio de 2017 la lista de empleados con salarios anuales superiores a 150.000 libras (203.000 dólares), en la que Gracie no aparecía y que le permitió descubrir que dos responsables internacionales ganaban al menos un 50 % más que dos mujeres en puestos similares. Ante esta circunstancia, Gracie pidió a la dirección que se igualara el sueldo de los cuatro responsables, pero en la respuesta le ofrecieron una suba de salario que todavía "seguía lejos de equiparar los sueldos".

En su blog, Gracie explicó que es especialista en China, habla con fluidez el chino mandarín y lleva treinta años informando acerca del país asiático para la BBC. Hace cuatro años le ofrecieron el puesto de responsable, que aceptó sabiendo que "demandaría sacrificios y resistencia". "Tendría que trabajar a 8000 kilómetros de mi hijo adolescente, y en un país altamente censurado y de partido único tendría que enfrentarme a vigilancia, acoso policial e intimidación oficial", destacó la profesional. "Siempre sospeché que me pagaban menos y en este punto de mi carrera estoy decidida a no permitirlo más", subrayó.

"No quiero más plata, quiero que la cadena se acate a la ley y valore a los hombres y a las mujeres por igual".

50 por ciento de diferencia

El medio británico presentó el año pasado los salarios anuales superiores a 203.000 dólares. Allí, Grace se dio cuenta de que había colegas con su mismo puesto que cobraban mucho más que ella y otra compañera.

Un reportero muerto en México

El periodista del diario mexicano El Universal José Gerardo Martínez fue asesinado en Ciudad de México durante un robo, a causa de un balazo en el abdomen. De acuerdo con los medios locales, antes de morir el hombre le contó a la Policía que dos sujetos lo habían atacado con una pistola para robarle sus pertenencias.

Según el reciente informe de la Federación Internacional de Periodistas, México fue el país donde se registró el mayor número de asesinatos de reporteros en el 2017: trece.