Martes, 28 Noviembre 2017 ···· Deportes

El entrenador Diego Cocca confirmó que tomó la decisión de alejarse de Racing y aclaró que no tuvo inconvenientes con ningún integrante del plantel, y que se va porque "lo último" que desea "es hacerle mal" al club.

 

"He tomado la decisión de no seguir siendo el técnico de Racing, pensando en el bien de todos, no solo en el mío, sino en este club y lo último que quiero es hacerle mal. A veces la única manera de revertir la decisión es cambiar el cuerpo técnico, para que el club salga de esta situación y se encamine nuevamente a los primeros planos", explicó ante la prensa, sin aceptar preguntas.

Cocca le comunicó al presidente Víctor Blanco y al plantel blanquiceleste su decisión de dejar el cargo, y en ese contexto contó que el domingo por la noche, horas después de la derrota ante Independiente (1-0) por la décima fecha de la Superliga, el capitán del equipo Lisandro López fue a su casa para tratar de convencerlo de no tomar esta decisión.

"Lisandro López vino a mi casa a charlar conmigo, para saber qué necesitaba. Digo esto para dejar aclarado que no hubo ningún inconveniente con ningún jugador del plantel", sentenció.

La aclaración -enfática- de Cocca sobre la visita de "Licha" López a su domicilio echó por tierra las versiones sobre una supuesta pelea con el capitán, quien incluso ante Independiente fue suplente.

"No hubo ningún problema para ningún integrante del plantel, sino todo lo contrario. He tenido muchas muestras de apoyo en el día de ayer donde estuve con muchas dudas sobre mi decisión", explicó en su monólogo ante la prensa.

Asimismo, Cocca dijo que "en este club no alcanza con una efectividad de puntos del 54 o 55 puntos como hemos tenido, sino que tenemos que pelear cosas importantes y no estuvimos a la altura de eso".

"Tampoco hubo problemas con los directivos, sino todo lo contrario, porque nos fueron a buscar a Colombia (estaba en Millonarios) y volvimos porque el club nos necesitaba y nosotros queríamos", afirmó.

Lo que sí destacó el entrenador fue el hecho de que el cuerpo técnico que comanda pudo clasificar a Racing a la próxima edición de la Copa Libertadores.

Asimismo, señaló que "los jugadores que trajimos al plantel, tenemos la confianza y estamos convencidos, van a estar en los primeros planos y a veces es cuestión de tiempo".

"A veces se genera una bola de nieve que cada vez se hace más grande y decidimos cortarla y ojalá Racing gane los dos partidos que quedan, para que puedan tener la confianza y el convencimiento y el año próximo arranquen de cero", se esperanzó el hombre que en 2014 le dio el título al equipo de Avellaneda.

• La reunión con Blanco.

Durante el día, el presidente racinguista Víctor Blanco se reunió con sus pares de Comisión Directiva en sus oficinas del barrio porteño de Puerto Madero, en donde reconoció que hasta ese momento no había hablado con Cocca.

"Cocca no manifestó nada. La única noticia que tengo es el rumor. No hablé con Diego porque no era el momento después del partido, porque todos terminamos re calientes. Lo mejor era esperar estas horas, pero no me caben dudas que va a seguir. No escuché la conferencia, porque apagué la radio y ni leí los diarios. Me juntaré hoy o mañana para sacarle dramatismo al tema, para pensar en Newell´s y lo que viene para terminar este campeonato", explicó en declaraciones a la prensa.

Sin embargo, previo a la práctica prevista a las 17.00 en Avellaneda, Cocca le comunicó su decisión irrevocable, algo que también le transmitió luego a los jugadores.

Blanco, quien irá por un nuevo mandato en las elecciones de diciembre próximo, había admitido públicamente la pelea que existió entre Cocca y el capitán López, que habría motivado este mal clima en la semana previa, pese a que Racing venía de quitarle el invicto a Boca (2-1), líder de la Superliga.