La desaparición del submarino ARA San Juan es el tema recurrente de los últimos días. Ya trascendió el ámbito político y castrense, y muchos deportistas se sumaron al sentimiento de tristeza por los marinos que tripulaban la nave. Ahora fue el turno de Los Pumas de llevar el homenaje a Dublín.

Antes de los himnos, hubo un minuto de silencio en memoria de los tripulantes del submarino. El capitán nacional, Agustín Creevy, mostró una camiseta con el número 44, en recuerdo a ellos.