Imprimir

El mandatario presentó una "obstrucción parcial de una arteria coronaria y tendrá que ser sometido a un cateterismo", publicó hoy el sitio de noticias G1, de la cadena Globo.

El presidente brasileño, Michel Temer, sufre de un problema cardíaco por el que será sometido a una intervención en los próximos días, informó la cadena Globo.

El mandatario presentó una "obstrucción parcial de una arteria coronaria y tendrá que ser sometido a un cateterismo en los próximos días", publicó hoy el sitio de noticias G1, de Globo.
Michel Temer sería operado del corazón en los próximos días

De acuerdo con esa información el jefe de Estado evaluó la posibilidad de realizar esa intervención el viernes pasado, pero la pospuso debido a la crisis política.

Temer decidió atrasar el procedimiento para poder comandar las negociaciones de cara a la sesión realizada ayer en Diputados donde el instructor de la Comisión de Constitución y Justicia recomendó no abrirle un proceso dentro de la causa Lava Jato.
Se prevé que la comisión vote la próxima semana sobre la recomendación, y la decisión final sobre enjuiciar o no a Temer dependerá del pleno. En caso de que dos terceras partes de los 513 diputados acepten los cargos, Temer será suspendido hasta por seis meses en lo que se realiza el juicio. Temer ya sobrevivió a una votación similar sobre otro cargo de corrupción.
Michel Temer sería operado del corazón en los próximos días

Los cargos en contra de Temer son parte de una extensa investigación de corrupción en Brasil que ha descubierto sobornos sistemáticos en las cúpulas del poder. La mayor parte de la evidencia en la denuncia proviene de acuerdos de culpabilidad, incluyendo aquellos firmados por ejecutivos de compañías brasileñas que han confesado el pago de millones de dólares en sobornos para obtener favores políticos.

Al parecer, lo de ayer fue una victoria de Temer, quien apuesta a que el Plenario de Diputados se sume a la recomendación de la Comisión de Constitución y Justicia y rechace la denuncia presentada contra él por la Procuraduría General de la República.
Entre tanto la oficina de prensa del Palacio del Planalto señaló que "no fue constatado ni reportado ningún problema" de salud del presidente y sugirió consultar a su médico personal.

Por su parte el médico de Temer, Kalil Filho, no quiso manifestarse sobre el estado de salud de su paciente.