Un grupo de autoconvocados pidió la intervención de la Defensoría del Pueblo. Ahora buscarán que se mantenga el recorrido habitual de la Línea 33.

La decisión del municipio de Bariloche golpeó fuerte en el día a día de los usuarios del transporte público que viajan desde Dina Huapi. La Provincia reconoció que no habrá modificaciones hasta que se resuelvan las negociaciones con la comuna para permitir el ingreso de la Línea 33 de Transporte Las Grutas.

Según anunció un grupo de autoconvocados, se realizó una presentación ante la Defensoría del Pueblo local que derivó en un amparo ante la Justicia, con el objetivo de restituir el recorrido original y habilitar el ingreso de los colectivos al centro de la ciudad.

Las complicaciones surgieron el 22 de junio cuando los inspectores municipales impidieron que la línea que une ambas ciudades continuara con su recorrido. "Esto implicó que tanto niños como personas mayores o con dificultades para trasladarse, queden en situación de abandono", aseguraron.

Ante esta situación, los autoconvocados también pidieron la actuación de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, para que determine si existen irregularidades de acuerdo a la normativa que regula el transporte en Río Negro.

Respecto a los recientes encuentros con el intendente Gustavo Gennuso y el secretario de Transporte del gobierno provincial, Juan Ignacio Ciancaglini, aseguraron que no se les garantizó "absolutamente nada".