El cambio del recorrido de la línea 33 en el ingreso a Bariloche movilizó a unos 150 dinahuapenses que se reunieron con el Juan Ignacio Ciancaglini, el subsecretario de Transporte de Río Negro, y Danilo Rojas, el intendente de la localidad.

 

Los vecinos de Dina Huapi pidieron que se restituya el recorrido histórico de la línea y muchos acusaron al gobierno provincial y al intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso.

"Vengo acá a dar la cara y a escucharlos para ver qué necesidades tienen", indicó Ciancaglini al comienzo del encuentro cuando la gente comenzó a increparlo con preguntas.

"La ley indica que cuando hay un servicio provincial en la zona urbana debe tener el consenso con el municipio. No se puede ir en contra de los intereses pero a la vez, el servicio provincial se genera por una necesidad del usuario que no puede ser violentada por una decisión", señaló el funcionario provincial.

Francisco López, de la Corriente por el Buen Vivir, dijo: "Vivimos allá o acá, trabajamos allá o acá, vamos y venimos constantemente. Hablamos de toda una comunidad que vive a lo largo de este lago. Los ordenamientos son en relación a las comunidades y sus necesidades".

En la asamblea, una mujer que tomó la palabra señaló: "Queremos que se restituya el recorrido histórico y acá el tema es que no podemos pagar dos boletos. No nos importa el negocio de una empresa". Los aplausos estallaron en la sala.

El concejal Alejandro Corbatta manifestó "la necesidad de respetar el decreto 661 del año 2015 que establece el recorrido de Dina Huapi hasta Pasaje Gutiérrez, con paradas cada 200 metros".

Por su parte, Ciancaglini asumió el compromiso de trasladar la inquietud de la gente a las autoridades de Bariloche para llegar a un acuerdo.