Imprimir

Con la aprobación del Plan Castello en la Legislatura provincial el intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano, dijo que "el municipio va a aceptar la totalidad del empréstito.

Obviamente es una muy buena noticia la parte no reintegrable. En total, para El Bolsón esperamos una suma que rondará cerca de los 18 millones de pesos".

Por Diego Llorente
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Además, en relación al destino de los 11,2 millones, el mandatario bolsonense señaló que "en primer lugar pensamos en la compra de una moto-niveladora. El resto será diagramado con el foro de las 10 juntas vecinales constituidas para obras prioritarias en cada barrio".

Se prevé la suma de $200 mil para cada una. Los propios dirigentes determinarán si va para una plaza, veredas, reparación de su centro comunitario o iluminación.

"El destino del resto de los fondos aún está en análisis. Consideramos que la mejor manera es hacer un esquema de prioridades", indicó Pogliano.

Expresó además, que los equipos técnicos del municipio están preparados para la elaboración y gestión de proyectos.

El Plan Castello tuvo el visto bueno de la Legislatura rionegrina, luego de que el gobierno provincial pidiera un permiso para emitir un bono de 580 millones de dólares.

De ese monto, 39 millones de dólares serán destinados a Bariloche con los cuales se prevé llevar a cabo dos obras muy importantes: el Centro de Congresos y Convenciones en las tierras del Ejército y la infraestructura para el Polo Tecnológico, Industrial, Productivo. Además, los municipios podrán disponer de un 10% de esa suma para proyectos propios. Y es a lo que hace mención Pogliano.

Los municipios estarán en condiciones de recibir el 10 por ciento del total de los fondos a los que acceda la Provincia, es decir que unos 58 millones de dólares estarán a su disposición para las obras que realicen mediante la toma del crédito. El 50 por ciento de esos fondos podrán ser destinados a los municipios en carácter de aporte no reintegrable provincial, o sea que no deberán devolverlo.

La distribución será de acuerdo al índice que se establece en partes iguales entre los 39 municipios rionegrinos, desde el más grande hasta el más chico, aproximadamente 11 millones 200 mil pesos, todos por igual, recibirán como aporte no reintegrable, un trato equitativo y federal interno provincial y más que suficiente para que muchos de ellos puedan encarar un plan de obra pública o equipamiento.