Imprimir

Es parte del grupo que llegó hasta el espejo de agua por la propiedad de Joe Lewis. Un temporal de agua y nieve hizo que por seguridad los trasladaran a la estancia del millonario. Luego fueron derivados al hospital de El Bolsón.

Quince activistas de la denominada "Marcha pacífica por la reafirmación de la soberanía" debieron ser evacuados ayer de la cabecera norte del lago Escondido debido a que un temporal de lluvias, nevadas y viento, además de bajas temperaturas, complicó su permanencia dentro de la propiedad de Joe Lewis.

En tanto, otro grupo de 8 personas –entre ellos el líder de la expedición y titular de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca), Julio César Urien– decidió desandar el camino de 33 kilómetros por la red de refugios de montaña al oeste del río Azul, esperando que lleguen a El Bolsón a última hora del viernes.

La decisión de sacar al contingente del área cordillerana estuvo a cargo de la Patrulla de Montaña de la Policía de Río Negro, que estuvo monitoreando sus actividades en el lugar junto a funcionarios de Medio Ambiente. Del operativo de rescate participaron integrantes de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Gendarmería Nacional, Policía y Salud Pública, mientras que Hidden Lake aportó la logística (lanchas, personal y vehículos para el traslado de los militantes ambientales.

Antes de partir en una trafic hacia el hospital de El Bolsón para chequear su estado sanitario, fueron trasladados hasta el casco de la estancia para proporcionarles una infusión caliente. "Al menos uno de ellos estaba entrando en estado de hipotermia", reveló Jano Namor, jefe de los bomberos.

"Con esta acción queremos poner en evidencia que los sectores populares de la Argentina, en el marco de este gobierno de derecha, tienen que hacerse cargo de la defensa de la soberanía territorial", remarcó Julio Urien.

En tanto, desde la empresa propietaria reiteraron la "satisfacción por el éxito de la travesía", donde "pudieron comprobar que el acceso es libre y superaron las expectativas ya que lo realizaron en aproximadamente 10 horas". No obstante, se mostraron "preocupados" por el cuidado de los espacios, ya que "se trata de una reserva natural".

Por su lado, al bajarse de la embarcación, la periodista Patricia Malanca (Bs. As.) reveló: "quisimos entrar para disfrutar esta maravilla que es el lago Escondido, un lugar paradisíaco, siguiendo el recorrido que nos invita a hacer el presidente Macri".

Detalló que "hicimos la primera noche en el refugio La Horqueta y en la segunda jornada llegamos hasta Los Laguitos, sin mayores problemas. Desde allí, el sendero que llega hasta el lago Soberanía y luego hasta el lago Escondido, presenta dificultades porque no está mantenido por el Estado, no tiene nada de sendero público, ni siquiera está señalizado. Es muy riesgoso, incluso para los montañistas especializados".

Sobre la permanencia de 48 horas del grupo en la cabecera norte del espejo lacustre, detalló que "hubo dos ambientalistas que permanentemente nos estuvieron dando indicaciones para manejarnos en el lugar. Tampoco hicimos fuego, estuvimos dos días cocinando con nuestros equipos portátiles".

Fuente Río Negro

avc 052018